Coaching personal en Barcelona, orientación laboral y sesiones de coaching online

609 440 030 - 933 482 986 Llámame y te dare información personalizada Plaza Bonanova 3º Bis 08022 Barcelona andrealinati@toquedeluz.es

«

»

nov 25

¿Cuál es tu excusa? Tus excusas son tus diablos.

¿Qué te esta impidiendo conseguir tus objetivos? Somos expertos en sabotear nuestras posibilidades de conseguir lo que queremos en la vida, por plantearnos excusas que son basadas en las cosas que nos dan miedo.

Falta de confianza en uno mismo, no tengo dinero, se acaban mis ahorros, miedo a fracasar, miedo a ser expuesto, soy muy joven o muy viejo o simplemente no soy capaz. ¿Alguna te suena familiar?

¿Cuáles son las excusas que te pones tú?

Te entiendo perfectamente porque yo he pasado por eso, en su momento el miedo de dejar mi puesto en una multinacional en plena crisis para dedicarme al coaching me detenía de moverme hacia adelante. Quiero compartir contigo un excelente ejercicio que te ayudará a salir adelante.

  1. Apunta lo primero que nos paraliza.

¿Cuál es el pensamiento que me hace frenar? Escríbelo tal cual.

2. Analiza ese miedo.

Es como si tuvieramos un diablillo hablándonos al oído. Lo que realmente quiere ese diablillo es protegerte o cuidarte de algún tipo de dolor o sufrimiento. Lo que debemos hacer es analizarlo, entenderlo e integrarlo, negociar con él. Pregúntate, ¿cuál es la intención de esta vocecita? ¿Cuál es el mensaje debajo de toda esa negatividad?

Pueden ser mensajes como, reserva parte de tus ahorros y sólo pon esta parte, o busca más información e investiga. Suele ser una intensión más cauta que trae información muy relevante.

3. Contrasta con la realidad:

Científicamente se ha podido comprobar que hay una gran distorción entre lo que dice el saboteador y lo que ocurre en la realidad. Sin embargo, lo que dice tu parte sabia o líder está muchísimo más cercana a lo que es la realidad.

4. Conecta con la parte sabia y fuerte, positiva.

Inicia respirando o estirándote para poder conectar con esa parte más fuerte tuya. Hablamos del líder al saboteador para integrarlo, ejemplo: “Gracias saboteador por lo que me has avisado que debo tener en cuenta, yo entiendo que te de miedo y que quieras protegerme, pero si me proteges demasiado sería mucho peor, voy a tener en cuenta tus avisos y gracias por protegerme, pero deja que me mueva. “

De ahí te comprometes a realizar 2 o 3 acciones que te lleven más cerca de ese objetivo.

Espero que esto te sea de gran ayuda para poder acercárte más a tus sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Únete a seguir mi blog:

Seguir

Únete a seguir mi blog: